Taller de introducción al psicodrama: Un método de intervención posible en la Clínica Individual y Grupal

Colegio de Psicólogos Distrito XIII (01-07-2016)

Objetivo

Abordar la temática de Introducción al Psicodrama utilizando las técnicas y momentos básicos de este método.

Propuesta

Un espacio de Taller, de índole vivencial, en donde los participantes puedan conocer a través de la propia experiencia, los aspectos principales del Psicodrama.

Se realizó un encuentro de 3 horas de duración el viernes 1 de julio de 2016, de 17 a 20 hs.

Programa temático a trabajar:

* QUÉ ES EL PSICODRAMA
J. L. Moreno, su creador; historia y desarrollo; el Psicodrama en la Argentina: sus pioneros.

* LAS TECNICAS Y MOMENTOS BÁSICOS DEL PSICODRAMA
Caldeamiento, Dramatización y Sharing; Soliloquio, Inversión de Roles, Dobles y Espejo.

* EL PSICODRAMA EN LA CLINICA
o Aplicaciones, intervenciones y recursos en diversos encuadres: bi-personal, vincular, familiar y grupal.

El taller comenzó con la presentación de los Coordinadores y los participantes.

Gabriela (Bulaievsky), Psicóloga, Psicodramatista, Terapeuta corporal, Docente del Curso de Posgrado de Psicodrama de Uba, este cuatrimestre Curso de Posgrado de Técnicas Psicodramáticas, y Coordinadora de la Subcomisión de clínica e investigación en psicoterapias grupales, realizando actividades con los colegas del distrito.

Pablo (Ruocco), Psicólogo, Coordinador general y Docente de Psicodrama Zona Sur, y Docente de Nuevo Espacio Psicodrama Grupal Pavlovsky, miembro de la Subcomisión de clínica e investigación en psicoterapias grupales.

Concurren seis personas, quienes relatan su interés y curiosidad por aprender y experimentar lo grupal desde el Psicodrama. 

Se agradece la presencia de los participantes, invitando a compartir, no hace falta tener experiencia o conocimientos previos, sólo ganas de sumergirse en el dispositivo de taller.

Se realiza Caldeamiento a través de caminar por el espacio, la preparación para la acción, sintiendo nuestros cuerpos, encontrándonos con los otros,saludándonos, cruzando miradas, entrando en confianza.

A continuación, se comunica a grandes rasgos quién fue J. L. Moreno, y se invita a la lectura de diferentes relatos distribuidos en las paredes de la sala que tratan de momentos en la vida de Moreno hasta su muerte, luego, cada uno, el que quiera dirá cuál le interesó más y por qué.

De todos los relatos se elige sociométricamente (cuál es el relato más votado), y de acuerdo a ello se propone la dramatización de una escena, dando lugar a una improvisación dramática, a partir de un acontecimiento real de la vida de Moreno.

Prosigue un juego dramático con sillas donde cada uno si lo desea representará en forma no verbal, mimética: Cómo soy

  • Cómo me ven
  • Cómo me gustaría ser, en mi rol de psicológo/a

Se habla de diferentes “formas de trabajar” desde encuadres bi-personal, vincular, familiar y grupal.

Surge otra propuesta, que es la de agruparse entre dos para conversar situaciones que se hayan presentado en la clínica, para traducir el discurso verbal y expresarlo en lenguaje psicodramático.

Aparecen diferentes relatos de situaciones clínicas, con la recomendación de que no se coloquen nombres propios, propiciando el recurso de una dramatización exploratoria que cuente con el protagonista, el director, yo auxiliares, elección de quiénes participan. Se dramatiza la escena que incluye técnicas de soliloquio, doble, espejo. Tomando en cuenta y explicando el factor tele.

Se sigue con el Átomo Social perceptual en una entrevista de diagnóstico vincular, los vínculos importantes de la vida de la persona que protagoniza, delimitación del espacio dramático. Se produce la movilización afectiva de la protagonista, siendo la directora de la escena quien se encarga de asistir y contener adecuadamente esta irrupción de sentimientos y recuerdos.

Se da lugar al Compartir (Sharing), donde todos en ronda manifiestan su sentir, lo vivido, el adentrarse a poner en palabras lo que fue sucediendo, la experiencia de los protagonistas, sin juzgamientos ni interpretaciones, escuchar a los que fueron espectadores que quedaron afuera del espacio dramático.

También se dio lugar al Procesamiento y Conceptualización revisando lo trabajado articulando con los conceptos teóricos y técnicos del Psicodrama, una “intensa experiencia personal que se comprende en la acción y para la interacción, el Psicodrama como un instrumento de exploración de la propia actitud frente a la del Otro, con el fin de modificarla; un entrenamiento para la espontaneidad y la creatividad, un medio para liberarse de los conflictos.” (Anne Ancelin Schutzenberger: Introducción al Psicodrama en sus aspectos técnicos. Ediciones Aguilar, Madrid. 1970)

Antes de despedirse se llevan una copia de “El Psicodrama y lo mágico”, producción del Lic. Pablo Ruocco.

El cierre del taller se produce en una grata sensación de alegría, por haber estado juntos y haber compartido la actividad, y contar con una rica merienda brindada por el Colegio.

Tarea cumplida, Psicodrama en el Colegio de Psicólogos.