“Cuando un niño se dibuja”, por el Lic. Daniel Andrés Gareca

cuando ninio se dibuja

Trabajo realizado en el Seminario “Psicoanálisis con niños”, a cargo de la Lic. M Cristina Fernández Pintos.

En este trabajo, propongo presentar los primeros encuentros que tengo con un paciente de 7 años, en articulación con los conocimientos teóricos y clínicos abordados durante la cursada.
Inicialmente, recibo un llamado telefónico de la madre, quien me cuenta que el neurólogo ha indicado tratamiento psicológico para su hijo. Si bien, le comento la necesidad de tener una entrevista inicial con ella y el padre del niño, la madre me aclara que, por el momento, el padre no podría asistir a la entrevista porque trabaja.

 

En la primera entrevista con la madre, manifiesta:

Ma: - “Tengo todos los informes, de M, escritos por el neurólogo, la psicopedagoga, la fonoaudióloga y la anterior psicóloga con quien M dejó de asistir porque yo sentía que no daba indicaciones nuevas.
La psicopedagoga menciona que tiene ADD, y en estas semanas, el neurólogo lo diagnosticó como autismo con trastorno de asperger. Yo, preocupada, busqué por internet que era”. Luego, agrega:

Ma: - “Al padre lo conocí desde los 14 años. Luego de tener una hija de 19 años, un hijo (17), otra hija (9), decido tener un varón que acompañe a mi última hija y llamarlo M. Nace un 24 de diciembre, los hermanos mayores le han dicho de pequeño que fue adoptado, a tal punto que, llegó a decirme que Él no había nacido en la panza sino que era de papá noel. No quiere ir a la escuela, la maestra dice que no copia del pizarrón, y suele traer la carpeta vacía.”
En el primer encuentro con el niño, llega acompañado de la madre, quien me presenta como psicólogo, y se queda en la sala de espera. Al entrar al consultorio, me pregunta:

M: - “¿Cómo te llamás?”. 

Le respondo con mi nombre, y mencionando el suyo le pregunto:
A: - “¿A qué te gustaría jugar?”.

M: -“¿Podemos dibujar?” (Mientras observa una caja abierta con lápices, fibras, crayones)

A: - “Claro que sí.”
Le acerco una hoja, toma un lápiz y empieza a dibujar un personaje. Empieza por el contorno de su cabeza, sus ojos, su boca, luego las manos haciéndole garras.

Después, toma fibrones de colores y le empieza a pintar el fondo de verde.

Utiliza el color rojo para pintar la boca y dice:

M: - “Se llama llama Godzilla, lo rojo es la sangre, come personas…”.

Más tarde, toma el lápiz y dibuja un personaje más pequeño al lado. Pinta sólo su boca de rojo.
M: - “Él es Godzillita… la madre murío cuando era pequeño… y el padre lo cuidó…”

Por último, decide utilizar el fibrón rojo y escribe su nombre en mayúsculas, comentándome que ya terminó de dibujar. Le pregunto qué hacemos con el dibujo, y contesta que quiere guardarlo en el consultorio. Al terminar la entrevista, M se acerca a ver a la madre, y quedamos en vernos la próxima semana.

Durante la semana me comunico con los padres para tener una entrevista tanto con el padre como la madre. En la misma, el padre me comenta:
Pa: -“Yo lo veo bien, jugamos a la pelota, jugamos a las cartas –el juego “uno”-, le encanta engañarme… a veces lo llamo y en la tercera viene…”.

Ma: - “Pero, en la escuela no copia en la carpeta… en los actos, lo ves molestando al compañero de al lado… entonces me pongo cerca y cuando me ve… deja de molestarlo…”

La hipótesis central del trabajo sería: ¿Coincide el diagnóstico de trastorno de Asperger con lo observado durante la primera entrevista con el niño?

De acuerdo a lo descripto en el DSM-IV, en el trastorno de Asperger hay una alteración cualitativa de la interacción social, manifestada al menos por dos de los siguientes ítems:

1. Importante alteración del uso de múltiples comportamientos no verbales tales como: contacto ocular, expresión facial, posturas corporales y gestos reguladores de la interacción social.
2. Incapacidad para desarrollar relaciones con pares apropiadas al nivel del desarrollo del sujeto.
3. Ausencia de la tendencia espontánea a compartir intereses y objetivos con otras personas.
4. Ausencia de reciprocidad social.
Desde una propuesta psicoanalítica, a diferencia del DSM-IV, decido prescindir del diagnóstico del neurólogo, para preguntarme por la singularidad de M. ¿Este niño mira a su madre? ¿Se dirige a mi cuando habla? ¿Elije la actividad quiere realizar? ¿Juega y hace un “como si” en su dibujo? ¿Se inaugura el orden de la representación?

A partir de lo trabajado en este primer encuentro, en el graficar me pregunto si habría una identificación por el color rojo de la boca de Godzilla, Godzillita y su nombre escrito por él en la hoja. En torno a la historia que construye de Godzillita, pienso si no habría una demanda a la función paterna por parte de M.

En palabras de Françoise Dolto: "Al dibujar, el niño se dibuja.” Mi trabajo como analista consistirá en descifrar la riqueza imaginaria del graficar en transferencia.

Bibliografía de consulta:


American Psychiatric Association (2000). «Diagnostic criteria for 299.80 Asperger's Disorder (AD)». Diagnostic and statistical manual of mental disorders (DSM-IV-TR) (en inglés). Arlington: American Psychiatric Publishing. ISBN 0-89042-025-4.

Dolto F, Seminario de Psicoanálisis de Niños 1, Ed. Paidós, 1996.

Dolto F. Nasio J.D., El Niño del Espejo. El Trabajo Psicoterapéutico, Ed. Gedisa, 2006.

Donzis, L. Niños y púberes. La dirección de cura, Ed. Lugar, 2013.